Rafael Santandreu: cuando el escéptico se encuentra con lo extraordinario