José Cabrera: "Los médicos buscaban en el cráneo de Mozart su genialidad"