El cierre: Suárez y el ovni