“No hay un fundamento científico para sustentar que el ‘orb’ es algo paranormal”