El Doctor Sam Parnia ha podido devolver a la vida a personas que llevaban siete horas muertas