Las caras de Belmez, hablan