Iker Jiménez: “El arte nos salva en un mundo que parece ir a la deriva”