¡Misterio insólito! Las grabaciones de las cámaras no demuestran la existencia del autoestopista fantasma