Segunda noche en el convento de la Merced de Daroca