En el 'Hotel Congress' los asesinos en serie acababan con la vida de sus víctimas