Cristina, la española criogenizada a la espera de un nuevo futuro