Y tú, ¿podrías hacer ‘ayuno de móvil’?