La plataforma a la deriva que pudo haber chocado contra unas casas de Benalmádena