Un niño con parálisis cerebral pasará seis meses encerrado en casa si no consiguen ayuda