Un minuto de terror: así se vivió el terremoto de México