8.000 hectáreas quemadas en León y mucho miedo entre los vecinos desalojados