A falta de playa, buenas son las piscinas en las azoteas