Alasanne fue estafado para jugar al fútbol y terminó durmiendo en el estadio del Canillas