Para José Luis "todo son tentaciones, y la cocina es el habitáculo del mal"