Santi Vila desvela cómo los políticos cambiaron de opinión de la noche a la mañana y se creó desconfianza hacia Puigdemont