Castle, a punto de morir, frota la lámpara mágica de Aladino