Le han matado, le han matado… ¡con el carrito del helado!