Hoteles cápsula, la última moda en Tokio