¿Querías fútbol? ¡Pues toma tres tazas!