Vadillo se adentra en el barrio más conflictivo de Santiago, 'La Legua'