María, abuela de Canela, acostumbra a pasear a su perrita con un vibrador