‘Txotxo eléctrico’, la oveja chatarrera, ya tiene nuevo hogar