Chinto y Pablo se llevan la inmunidad