César Millán y Jesús Calleja, en helicóptero