Tras la operación de su bebé con espina bífida, el parto de Laura ha sido perfecto