Meritxell Martorell visita un lugar de retiro para tomar Ayahuasca en Madrid