Laura pasó de tenerlo todo a verse entre rejas con 25 años