Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Máximus se arriesga infiltrándose... y termina cantándole al oído a Patricia

Aunque la cita en el castillo iba sobre ruedas, Máximus quiso dar un paso más allá y arriesgarse a quedarse sin posibilidades en su pretensión de conquistar a Patricia. El murciano tomó la decisión de infiltrarse en la orquesta como pianista poniendo en peligro la cita pero para tener más cerca a la valenciana. Lo que nadie imaginaba es que Patricia solicitara escuchar la voz del pretendiente sin la intervención del avatar. Patricia se vendó lo ojos y, cogiendo las manos de Máximus, pudo disfrutar de una estrofa cantada por el propio candidato que terminó por dejarla anonadada.