Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lita Cabellut: "Por el día vendía mis deseos, y por la noche robaba los deseos del otro"

El éxito mundial de Lita se fraguó hace más de cuarenta años en Barcelona, donde prostitutas, proxenetas y gente sin presente inspiraron su futura obra. La Plaza Real de Barcelona fue su escuela de vida, y donde su madre se ganaba el jornal con la profesión más antigua del mundo. Pero, ¿cómo se manejaba ella? "Rastreaba las oportunidades. Aquí vendía estrellas, eran estrellas imaginarias. Paraba a los turistas, a quienes les hacía gracia que vendía una ilusión. Los turistas que se acercaban hasta aquí tiraban una moneda en la fuente, y con ella una ilusión, por la noche venía con un grupo de niños y robábamos los deseos de los turistas. Por el día vendía mis deseos, y por la noche robaba los deseos del otro", ha dicho Lita sobre cómo fue su infancia.