Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tiroteo se cobra la vida de uno de los fugados

Mario acude con Camacho, el guardia civil, hasta la casa del propietario de la gasolinera que tiene secuestrada a su familia. Allí, Christian, el hijo del propietario aguarda con una recortada y el desenlace se salda con una muerte inesperada.