Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Accidente de tren en Barcelona: 56 heridos al chocar un convoy de cercanías en la estación de Francia

Un total de 56 personas han resultado heridas de diferente consideración al chocar un tren de la línea R2 sur de Rodalies contra el tope final de la línea en la estación de Francia de Barcelona, según el balance definitivo del Sistema de Emergencias Médicas (SEM). El convoy, que había superado satisfactoriamente todas las revisiones previstas, ya estaba frenando en el momento en que se ha producido la colisión.

De estos 56 heridos, tres están grave -- aunque no se teme por la vida de ninguno de ellos -- y han sido evacuado al hospital, nueve continúan ingresados en estado leve y 44 ya han sido dados de alta.
El SEM ha enviado 18 unidades, dos de ellas colectivas, que han ido trasladado a los pasajeros afectados al hospital Vall d'Hebron, Sant Pau, del Mar, Clínic y Sagrat Cor, así como a los Cuaps de Pere Camps, Sant Martí y Manso.
Un tren que había salido de la estación de Sant Vicenç de Calders a las 6.02 horas hacia Barcelona ha chocado contra el tope final de la vía 11 de la estación de França, según Renfe, que añade que las causas del choque están siendo investigadas.
Según ha podido comprobar Europa Press, el tren accidentado presenta importantes daños en la parte delantera y los otros dos vagones de delante también están afectados.
En el interior de la estación se ha vallado el tramo entre el andén 11 --donde ha chocado el tren-- y el 9, y allí están ubicados los servicios del SEM para atender a los heridos, algunos de ellos están en camillas y otros en silla de ruedas.
Renfe informa de que este accidente no está afectando el resto del servicio prestado por el operador ferroviario.
Solidaridad con las víctimas
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, han acudido a la estación, así como el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.
De la Serna ha asegurado que el tren accidentado había pasado todas las inspecciones que contempla su plan de mantenimiento, la última el pasado 18 de julio.
A través de su cuenta de Twitter, el presidente catalán ha agradecido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la llamada interesándose por el accidente: "Agradezco la llamada de Mariano Rajoy interesándose por el accidente de Rodalies en la estación de França", ha escrito.  También ha expresado  "Todo mi apoyo a los heridos en este accidente y a los equipos de emergencias que intervienen. En contacto permanente con el conseller Josep Rull".
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha felicitado a los servicios de emergencias por la "intervención rápida, eficaz y bien coordinada" tras el accidente.
Ha resaltado que han actuado con rapidez y se han coordinado para atender lo mejor posible a las personas afectadas, dando un "mensaje de tranquilidad y de situación controlada" tras el accidente, del que ha descartado avanzar las causas porque se debe ser prudente hasta tener informes técnicos.
En la estación barcelonesa de Francia también ha estado el consejero de Territorio de la Generalitat, Josep Rull. En una breve comparecencia ante los medios de comunicación, Rull ha asegurado que el tren ya estaba frenando en el momento en que se ha producido el accidente.
"Si hubiese entrado a plena velocidad hubiésemos tenido un accidente de consecuencias imprevisibles", ha valorado Rull que ha estado acompañado por el conseller de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn.
Rull ha querido ser "extremadamente prudente" a la hora de valorar el siniestro y ha considerado que ahora deben ser Renfe, Adif, los Bombers de la Generalitat y los Mossos d'Esquadra quienes deben analizar las causas de lo ocurrido.
El conseller ha explicado que ha podido hablar con el maquinista, que ha dado negativo en alcohol y drogas y que ha sido uno de los heridos leves, y ha relatado que estaba en estado de 'shock'.
Rull también ha resaltado y se ha felicitado de que "los servicios de emergencias han actuado con mucha rapidez".