Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leopoldo López se declara dispuesto a volver a prisión por mantener la lucha

El líder del partido opositor venezolano Voluntad Popular, Leopoldo López, ha manifestado su disposición a correr el riesgo de volver a la cárcel por mantener la movilización contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, el mismo día en el que ha vuelto a su domicilio.

"Si mantener mi convicción de lucha por la libertad significa correr el riesgo de volver a una celda en (la prisión militar de) Ramo Verde estoy dispuesto a asumirlo. Hoy estoy preso en mi casa, pero también está así el pueblo de Venezuela", sostiene López en un comunicado leído por el coordinador de Voluntad Popular, Freddy Guevara.
Guevara ha leído el comunicado frente a la residencia de López, donde se han concentrado el sábado simpatizantes y dirigentes de la oposición tras conocerse la orden del Tribunal Superior de Justicia de excarcelar por motivos de salud a López, que se mantendrá sin embargo en arresto domiciliario cumpliendo la condena de casi 14 años de prisión que se le impuso por incitación a la violencia.
López hace en el comunicado un llamamiento al pueblo a permanecer en las calles y participar en el plebiscito convocado por la oposición el próximo 16 de julio. "Pueblo de Venezuela que este avance se convierta en mayor convicción, en ese sentido reiteramos que mañana volvemos a la calle a luchar, llamamos al pueblo a participar en el plebiscito", ha apuntado.
Poco antes de la lectura del comunicado, el propio López se ha asomado a la valla de su residencia para saludar bandera de Venezuela en mano a los simpatizantes concentrados allí. Además, exclamó a voz en grito las expresiones "¡Libertad!", "¡Fuerza!" y "¡Sí se puede!".
Un tribunal de Caracas condenó a López el 10 de septiembre de 2015 a 13 años, 9 meses y 7 días de cárcel por incitar a la violencia durante las masivas protestas opositores de hace tres años, que se saldaron con 43 muertos, cientos de heridos y miles de detenidos.
López se entregó el 18 de febrero de 2014 a las autoridades venezolanas para responder ante la Justicia. Desde entonces estaba preso en la cárcel militar de máxima seguridad Ramo Verde. La oposición, gobiernos extranjeros y organizaciones de defensa de los Derechos Humanos le han calificado de "preso político".
La liberación se produce tras más de 80 días de movilizaciones opositoras en Venezuela, periodo en el que han fallecido 89 personas. Además, este miércoles se produjo un ataque a la Asamblea Nacional en el que cinco diputados y siete trabajadores resultaron heridos.