Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nervio de Espe puede hasta con Sergio...

Espe ha empezado con muchos nervios pero eso sí, antes de comenzar le ha dado un beso a su hijo para darle suerte. Tras su participación, a la cocinera la reconocen por la calle y ha ido a la radio, pero la tienen que subtitular para que la gente entienda lo que dice. Espe se ha concentrado tanto en la cocina, que se le ha olvidado por completo Sergio Fernández. Y el chef ha optado por echarse un rato a dormir.