Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Verónica se marcha de casa después de discutir por los coqueteos de Sergio

Verónica se ve incapaz de superar sus celos. Le registra el móvil, el ordenador, su cartera… No soporta no saber con quién o dónde está Sergio e incluso se plantea vigilarle cada vez que sale del trabajo. “Eres un cabrón y lo que hiciste es por ego y venganza”, suelta Verónica en una acalorada conversación. "Prefiero el contacto carnal que no lo que vi en los mensajes. Había sentimientos”, añade. Sergio no tiene ninguna intención de calmarla y se dedica a tontear con su compañera sin ningún tipo de pudor. En su interior, cree que tiene derecho a hacerlo porque Verónica lo hizo primero. Llorando, Verónica se va de casa.