Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mónica y Daniel dejan de lado los gritos y a las familias para continuar juntos

Mónica y Daniel, finalmente, han decidido pelear por su matrimonio. “Yo, desde luego, estoy dispuesta a arreglar esto”, dice ella. “Para mí no es tarde porque yo puedo solucionar las cosas con mi mujer seguir para adelante “, asegura él. Mónica deja de lado los gritos y la familia de Daniel y, él, por su parte, se compromete a ser más cariñoso y renuncia a su actitud pasota.