Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo perdonar y olvidar una infidelidad

Mejor llama a Pilarcuatro.com

La infidelidad parece ser unos de los conflictos que más temen las parejas. Tal es el temor que,en muchas ocasiones, se desarrollan conductas obsesivas para evitar dicha infidelidad, que terminan desarrollando conductas de control igual o mucho más dañinas... No obstante, en caso de que la infidelidad salga a la luz en una pareja, es importante tener en cuenta algunas pautas.

1. La comunicación: Debe haber una conversación intensa sobre los hechos acontecidos. En esta charla, deben quedar aclarados desde la sinceridad más absoluta hasta el porqué de este acto. Debe aprovecharse dicha conversación para cerrar las dudas que pudieran desprenderse.
2. La culpa: Este es un sentimiento que se da en ambos miembros de la pareja. El que ha engañado debe perdonarse y el engañado debe dejar de
preguntarse qué hizo mal. Estas preguntas no tienen respuesta.
3. El olvido. Perdonar debe ir acompañado del olvido porque, si no, será un recuerdo diario que os sumirá en un conflicto constante. Para ello es bueno hacer, a modo de ritual, una promesa de no traerlo al presente, rompiendo un calendario o algo que os recuerde a esa mala racha.
4. El control. Es importante evitar los hábitos residuales tras una infidelidad. Comenzar con conductas controladoras no ayudará a avanzar. Para ello, es aconsejable funcionar sin Whatsup/datos etc durante al menos 21 días si fuera posible. Estos días son los mínimos necesarios para que se
implante una conducta como hábito.
5. Recuperar el amor. La mentira hará que se respire la traición y enrarecerá la relación durante algún tiempo. En ese tiempo, es importante centrarse en la pareja de manera positiva en lugar de traer lo negativo constantemente. Recuperar las citas del principio, hacer un viaje o ver fotos y recuerdos  ayudará a recordar aquello por lo que decidisteis apostar y mantener vivos los motivos que os han llevado a perdonar.

No obstante, la terapia de pareja siempre es una herramienta para trabajar aquello que no se sepa hacer individualmente. Una visión objetiva y profesional de alguien que no se va a posicionar puede aportar mucha luz sobre un momento en el que os sentís completamente a oscuras.