Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carrie, jefa de estación en Kabul, tiene un nuevo objetivo: Haissam Haqqani

Tras ser testigo del ahorcamiento público de Brody, Carrie dejó a su hija a cargo de su hermana y se trasladó a la estación de la CIA en Kabul, rechazando otro puesto más seguro en Estambul. Como jefa de la central, la agente dará el visto bueno a una operación para intentar acabar con la vida del terrorista Haissam Haqqani.