Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bronca hasta con la suegra

Jontahan lleva a sus chicas a casa de su madre, y ni delante de la suegra, son capaces de no discutir.

Elisabeth y Betsaida no miden sus palabras ni delante de la suegra. No paran de discutir ni de increparse, la madre de Jonathan lo tiene claro: ese carácter no es conveniente para su hijo.