Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ni mucho hablar, ni mucho dudar

Román encuentra de todo en la viña del señor: mujeres que le interrogan y mujeres que no saben ni qué decir.


La cita perfecta es la que combina a partes iguales las preguntas con las respuestas, el saber decir y el saber callar. Pero no es el caso de Román, al pobre o le someten a un verdadero tercer grado, o es objeto de una incómoda cita de “no saber qué decir”.