Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El estreno más caliente de ‘GBE’

Besos para todos los gustoscuatro.com

Besos, tocamientos, proposiciones indecentísimas… El estreno de la cuarta temporada de ‘Granjero busca esposa’ nos ha dejado los momentos más picantes de la historia del reality romántico de Cuatro.

“A mí me gusta conocer a las chicas por sus besos”, dice Jonathan. Toda una declaración de intenciones del granjero más atrevido que ha pisado el programa de Luján Argüelles. Y es que la cuarta edición de ‘Granjero…’ promete ser la más calentita y divertida del programa.
El granjero cántabro compartió saliva con ocho de sus pretendientas. Las dos únicas que se negaron a hacerlo “no daban la talla” para Jonathan. Y se llevó besos de todo tipo: picos inocentes, lametones sin tapujos y morreos como si la vida se fuera a acabar mañana.
Otro que se fue calentito a su granja fue César y eso que se cortó un poco “por lo del cilindro”. Su cara después de que Charo, de 46 años, le dijera “me voy a casa con el chochete haciendo palmas” no tiene precio. Poco antes, el granjero al que sus amigos le llaman ‘el tigre de Palencia’ le tocó descaradamente la teta a su pretendienta “para notarle el corazón”.
Pero dos no se besan si uno no quiere. Y algunas pretendientas aseguran que están dispuestas “a hacer lo que sea” para ganarse el corazoncito de los granjeros. “Si me encuentro con una persona que es fogosa, respondo al 100%”, dice Ángela, una de las pretendientas de César. Vivian, la atractiva brasileña que intentará enamorar a Melendi le hizo levantarse de la silla para tocarle el culo.  Hasta el tímido Román, al que le costó mirar a los ojos a sus pretendientas,  terminó probando los labios de Teresa.
[[QUOTE1]]
Como esto siga así, en las granjas no va a hacer falta encender las calefacción este otoño. Eso es lo que piensa Jonathan: “Si en el primer día me comen a besos, imagínate en el segundo”.
Buscamos el beso perfecto, enséñanos el tuyo.
Los granjeros han llegado a Cuatro con ganas de besos. A nuestros chicos le gustan las muestras de cariño, nos lo están demostrando. Hemos visto roces, tocamientos y muchos besos. Pero nosotros queremos más: envíanos la foto de tu mejor beso y cuéntanos en qué consiste para ti el verdadero arte de besar.