Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ningún plato se incluye en la carta sin que la probadora misteriosa lo cate

Dabiz Múñoz nos ha confesado el secreto de que sus platos sean perfectos. Además de que los cocineros y él mismo den el visto bueno, el cocinero tiene un probador especial que siempre tiene la última palabra. Si su probador especial da el 'sí', el plato logrará salir de cocina, sino nos tememos que jamás verá la luz. ¡Eso sí que es confianza ciega!