Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julia busca familia urgentemente

En Perú, el mayor número de población se encuentra entre los 10 y los 14 años, y eso que muchos niños de la calle no están censados. Existen barrios muy pobres, en los que los menores viven literalmente en la calle, a los que acuden las mafias en busca de 'víctimas', bien por abuso sexual, adopciones ilegales e incluso tráfico de órganos. Su vulnerabilidad es brutal.
El equipo de 'Diario de', con ayuda de dos profesores peruanas, conocen a Julia, una niña de 7 años, solitaria y abandonada que se encuentra en un gran apuro. Al parecer, su madrastra le  maltrata y temen que un día no vuelvan a saber nada de ella. Cuando se le pregunta a la pequeña acerca de si sufre malos tratos, su respuesta es contundente: "Me pega mi mamita Silvia, cuando viene los domingos. Porque no barro, porque no limpio... a ella le gusta que todos esté limpio, todas las cosas".
Su padre recicla basura y pasa la mayor parte del día fuera. Mientras, la pequeña está sola en casa, o en la calle, expuesta a cualquier peligro. Porque si cae en manos de una mafia, probablemente será explotada sexualmente. El equipo del programa entra en contacto con un ex policía corrupto. ¿El 'gancho'? Pedirle que consiga niñas que se prostituyan para empresarios españoles. Carece de escrúpulos y su cómplice es un profesor. Parece que el sistema falla por todas partes.
 
El padre de Julia sabe que no puede hacer cargo de ella. Está dispuesto a 'reglársela' a cualquier persona que pueda ofrecerle un futuro mejor. De hecho, la niña es consciente del problema y está dispuesta marcharse con aquéllos que acepten cuidarla y convertirse en su familia.