Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Diario de' revoluciona el municipio canario de Tías

mercedes milácuatro.com

La emisión de 'Diario de' ha vuelto a provocar el revuelo de la sociedad y las primeras reacciones no se han hecho esperar. Prensa, radio y televisión siguen el minuto a minuto de este nuevo escándalo.

Elena de Ugarte Villegas
El pasado lunes 9, ‘Diario de’ emitía un reportaje en el que se descubría el trato vejatorio que recibían los ancianos de la residencia 'Sol de Otoño' en Lanzarote. Este vídeo ha causado ya a primera hora de este martes, las reacciones de diferentes implicados en el asunto, tanto familiares, gobernantes como el propio director de la residencia han salido a declarar ante los medios.
La misma noche de la emisión del reportaje empezaron las primeras consecuencias. De madrugada se personó uno de los familiares para llevarse a una de las internas. Pero la gran avalancha estaba por llegar. Por la mañana, alrededor de una decena de familiares se presentaban en 'Sol de Otoño' para pedir explicaciones. Algunas familias defienden la residencia y comentan que Adolfo Acuña, director de 'Sol de Otoño', es un buen hombre y no lo ven capaz de engañarlos así. Opinan que todo es un montaje y que todo se ha sacado de contexto. Alegan que son sus propios familiares los que les piden quedarse allí, están bien e incluso han mejorado de sus enfermedades o trastornos. Todo esto se contradice con las propias opiniones de los ancianos que se pueden apreciar en el vídeo de ‘Diario de’ y con las imágenes, que en ningún momento están manipuladas ni hay intención de engañar. Los hechos son los hechos, no se pueden borrar ahora de la mente de los espectadores. El trato que reciben los residentes es tan bochornoso que la repercusión mediática ha sido enorme. Por otro lado varias familias están esperando a recibir más informaciones y no quieren hacer ningún movimiento hasta entonces.

Las instituciones no se aclaran

El Ayuntamiento de Tías se ha puesto en marcha la misma mañana del martes ante el revuelo que la emisión de ‘Diario de’ ha provocado. Aunque no tiene competencia en este asunto, parece que por ser una residencia privada, las imágenes les han dejado impactados y creen que esto no puede seguir ocurriendo en ningún lugar. Así mandaron a agentes de la policía a realizar un informe y comprobar el estado de dicha residencia. Aunque al principio decretaron cautela por no conocer si ‘Sol de Otoño’ contaba con licencia o no, finalmente el Ayuntamiento de Tías ha decretado el precinto de la residencia. Este no se hará efectivo hasta que todos los ancianos estén reubicados para evitar problemas.
Este descontrol provocado por el reportaje es debido a que nadie sabe quién tiene competencia, qué sucede con las licencias y qué pasa con el sistema judicial.
Inés Rojas, Consejera de Bienestar Social del Gobierno de Canarias también ha salido a los medios para aportar un poco de claridad al tema, aunque aún no estaba enterada de que el Ayuntamiento de Tías ya había decretado el cierre. En su rueda de prensa ha anunciado que el Ejecutivo regional ya ha puesto en manos de la Fiscalía las imágenes emitidas en la noche de este lunes por el programa “Diario de”, denunciando la situación de una residencia en Lanzarote y los supuestos malos tratos a los ancianos, para que la Justicia determine si se cometieron o no delitos en el centro. Además Inés Rojas ha hecho público que la residencia ya tenía una orden judicial firme de cierre por la falta de licencia para operar como residencia de mayores. Según ha explicado Rojas, el Gobierno de Canarias detectó en 2007 que el centro no tenía licencia del Ejecutivo y ordenó su cierre. Una orden que desde el centro de mayores se recurrió. En 2009, una sentencia dio la razón al Gobierno de Canarias y ordenó el cierre de la residencia de ancianos, pero su director recurrió de nuevo. En noviembre de 2011, otra sentencia, en este caso firme, dio la razón de nuevo al Gobierno de Canarias y volvió a decretar el cierre judicial, aunque hasta este martes la residencia continuaba abierta. “Esperamos que cierre voluntariamente y si no me veré obligada a recurrir a la vía judicial”, ha comentado Rojas, desconociendo que el Ayuntamiento de Tías ya había ordenado el precinto del centro.

En el punto de mira

Ante esto lo único que queda por pensar es que el señor Adolfo Acuña se ha ido valiendo de recursos para mantener su negocio abierto y esto lo ha permitido la legislación española. Finalmente el involucrado que faltaba por hacer su aparición ha dado la cara, por decirlo de alguna manera y ha hablado antes los medios. No ha convencido a nadie y se ha limitado a decir que todo está fuera de contexto.

Sígueme en @_misslulamae_