Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La noche más aterradora de Iker Jiménez: "¡Os juro por Dios que he oído voces!"

Las ruinas del Palacio de Sisla, un área militar restringida famosa por sus numerosas leyendas donde 'Cuarto Milenio' ha grabado el especial por el programa número 500. Lo que comenzaba como una sencilla noche de investigación se convertía en la peor de las pesadillas del equipo del programa. Voces de niños, sensaciones perturbadoras, grabaciones preocupantes... Juzguen ustedes mismos. 

La noche que el equipo del programa ha pasado en el misterioso enclave ha sido cuanto menos perturbador, pero el momento más desconcertante ha sido sin duda cuando todos ellos han sido capaces de escuchar unos extraños sonidos que parecían voces. No era posible que nadie se encontrara dentro del recinto ya que se trata de un área militar restringida. ¿Qué decían las voces?, algunos de los presentes han asegurado que los gritos decían '¡Fuera de aquí!'. El mismísimo Iker Jiménez ha sentido verdadero miedo.
El sensitivo Aldo Linares recorrió con el Coronel Pedro Baños los rincones de las ruinas del Palacio de Sisla. En algunos de los puntos que examinó, Aldo percibió una tensión asfixiante que en determinados momentos le hizo sentirse realmente mal. Luis Alamancos, perito criminalista forense, comprobó con su equipo los datos de electromagnetismo y éstos fueron alarmantes en los puntos en los que el sensitivo había señalado como susceptibles de actividad paranormal. ¿Coincidencia?
Paloma Navarrete no tenía la menor idea de lo que allí había pasado. Cuando del brazo de Carmen Porter la sensitiva se ha acercado a uno de los rincones de las ruinas, ha captado unas presencias extrañas. Tal y como ella misma ha relatado, en ese lugar murió un niño ahogado, algo que la sensitiva ha adivinado cuando la presencia de una niña le ha comunicado el fatal suceso. Efectivamente, en ese lugar un pequeño murió ahogado en extrañas circunstancias. El Coronel Pedro Baños e Iker Jiménez, conocedores de la historia, no podían dar crédito a lo sucedido.
No solo Aldo Linares o Paloma Navarrete han asegurado notar algo extraño en las ruinas del Palacio de Sisla, nuestra compañera Clara Tahones ha compartido con nosotros las grabaciones que esa misma noche captó en distintos puntos del lugar con su pequeña grabadora. Hemos podido escuchar claramente gritos y voces de varios hombres que conversan entre sí, sonidos captados en lugares en los que no se encontraba nadie. Ha sido una noche realmente espeluznante.
Ver más de: