Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castle y Beckett inventan el beso sin labios y resuelven un caso de 'cluedo'

Para evitar que el Departamento de Policía de Nueva York descubra su relación, Castle y Beckett inventan una nueva forma de besarse. Además, el escritor resuelve un caso con un final que parece sacado del 'Cluedo'.

La relación de Castle y Beckett se complica cuando la madre de Castle y su hija Alexis descubren que están saliendo juntos. Beckett teme que todo el departamento acabe enterarse de su historia, pero Castle la tranquiliza: “El secreto está a salvo conmigo
Así se titula este nuevo capítulo de la 5ª temporada de Castle en la que la nueva víctima, una atractiva joven dejó un mensaje escrito con su propia sangre: “Lie” (mentira). El genial Castle consigue interpretar este mensaje con una de sus nuevas teorías: la palabra esta al revés.
Pero, ¿qué quería decir la víctima con este número? Al final, Beckett y Castle descubren que se trata de un local que se iba a subastar y acuden a la cita. La pareja se cuela en el mundo del “quién da más” y pujan por descubrir alguna pista, aunque para ello tengan que disputarse el botín con varios sospechosos.


Mientras, el escritor y la policía tienen que esconder sus impulsos de pasión y se inventan un nuevo beso, el beso sin labios. Solo ellos podrían inventarse algo así:
Gracias a una grabación, Beckett identifica a un nuevo sospechoso y, al ir al detenerle, se le escapa un aviso que levanta las carcajadas de sus compañeros Ryan y Espósito. Un ‘pendrive’ y un ojo de cristal permiten a Castle idear una nueva teoría y descubrir al asesino. Al final el escritor cumple un sueño y el final del caso se cierra con una frase que muchos hemos escuchado jugando al ‘Cluedo’.